Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensamiento del martes 4 de julio de 2017.

"El hombre es capaz de grandes cosas, pero a condición de empezar por las pequeñas, y cuanto mayor sea su ambición, más modestamente debe empezar. Aquél que obtiene un éxito siente expandir su conciencia, y es esta expansión de conciencia la que cuenta porque es una base, un apoyo para el futuro. Y viceversa, ver demasiado grande sólo puede conducirle al fracaso, y ese fracaso disminuye algo en él, le hace perder confianza.
Comprometiéndoos con la vida espiritual, no comencéis diciéndoos: «Dentro de unos meses, dentro de unos años, habré vencido todas mis malas inclinaciones y viviré en la luz divina.» Esto no es posible. ¿Por qué? Porque esas malas inclinaciones las habéis alimentado durante encarnaciones y encarnaciones; si os imagináis que podéis vencerlas en poco tiempo, os encontrareis con muchos fracasos y rápidamente os desanimaréis."