Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensamiento del domingo 23 de julio de 2017.

"En el plano físico, los humanos han logrado realizaciones gigantescas: no se puede ignorar lo mucho que han transformado nuestra vida los progresos científicos y técnicos. Pero esto no es suficiente, y ahora, son llamados a realizaciones aún más importantes, más vitales para ellos, gracias a las facultades del espíritu. Mediante la meditación, la oración, deben aprender a entrar en relación con el mundo divino, con el fin de que la luz, el amor y el poder del espíritu desciendan sobre la tierra, sobre ellos y sobre todos los seres a su alrededor.
Los progresos científicos y técnicos tienen límites e incluso presentan peligros. Si todos estos descubrimientos no son controlados gracias a una visión superior de las cosas, la humanidad se verá desbordada, superada, aplastada por ellos. Las realizaciones científicas y técnicas no bastan para transformar la vida. Sólo con el espíritu la vida se transformará realmente, porque la paz, la libertad y la fraternidad de las que todos tenemos tanta necesidad, son realizaciones del espíritu."