Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensamiento del Sábado 1 de julio de 2017.

"Os priváis de muchas cosas porque no sabéis reconocer el valor de lo que los seres os dan. Incluso la persona más paciente, la más generosa, acaba desanimándose. ¿Para qué seguir ayudándoos favoreciéndoos si no lo veis? Siente que con vosotros pierde el tiempo, eso es todo; y se dirigirá hacia otro, más capaz de apreciar lo que quiere darle. Incluso un Maestro espiritual se ve obligado a tener en cuenta esta realidad. Da sus riquezas y sus conocimientos a aquéllos en quienes encuentra un eco. Si no, se calla; no confía sus tesoros a un barco agujereado. Y el Cielo hace lo mismo: se cierra para con aquél que no reconoce sus favores. Diréis: «¡Pero ignorábamos que las cosas fueran así y que debíamos estar tan vigilantes!» Pues bien, justamente debéis aprenderlo. Empleamos a veces la  expresión «comerciar con» en el sentido de «relacionarse con». Pero comercio significa «intercambio». Meditad, de ahora en adelante, sobre todas las aplicaciones de esta palab
 ra. A cambio de lo que os da, un Maestro espiritual os pide, por lo menos, vuestra atención."