Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensamiento del martes 11 de julio de 2017.

"Todos los progresos de la ciencia, cualquiera que sea su ámbito, sólo han sido posibles cuando los humanos descubrieron que el mundo físico obedece a unas leyes. Pero en lo concerniente al mundo psíquico, al mundo moral, desearían que reinara la mayor confusión, la mayor anarquía: ¡No es necesario conocer ninguna ley ni respetar ninguna regla!... Pues bien, esto no es posible, y si con su ligereza y su inconsciencia el hombre desajusta ese extraordinario mecanismo que es su organismo psíquico, produce daños irreparables.
Nada es estable ni fiable cuando no se respetan las leyes, porque son ellas las que forman la estructura del universo, tanto la estructura del universo físico como del universo psíquico. El mayor error es no reconocer esas leyes. Son consideradas como invenciones humanas, como si se basaran en fundamentos arbitrarios, discutibles, y pudieran ser fácilmente transgredidas. ¡Pues no! Nada ni nadie podrá salvar a aquél que infringe las leyes del mundo psíquico y del mundo espiritual."