Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensamiento del lunes 12 de junio de 2017.
"¡Cuántas tragedias son provocadas  por gente que, diciendo que quieren el bien, son incapaces de reaccionar razonablemente ante una leve ofensa, una injusticia de poca gravedad! Desean el bien, pero a la menor ocasión desencadenan enfrentamientos interminables.

La mayoría de los conflictos tienen su origen en incidentes minúsculos que no se han procurado minimizar como se podría haber hecho, y al darles una importancia desmesurada, han acabado por degenerar. Todo el mundo lo sabe, pero ¿quién extrae lecciones para el futuro? Acaso nos preguntamos: «Veamos, si adopto tal actitud, y si tomo tal decisión, ¿voy a contribuir a mejorar las cosas, o bien a complicarlas más aún?» Cabe preguntarse si los humanos desean verdaderamente el bien. A pesar de sus afirmaciones, no es del todo seguro. Si lo desearan, lograrían realizarlo. Y, en cualquier caso, les sería más fácil apagar un fuego al principio, que apagar después un gran incendio cuando su intransigencia y su mala voluntad han dejado que se propagase."