Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensamiento del Sábado 13 de mayo de 2017.

"La tendencia natural de los humanos es de satisfacer sus necesidades y de solucionar sus problemas sin tener en cuenta a los demás, e incluso, si eso les conviene, en detrimento de ellos. Pues bien, estos cálculos son muy malos. Y yo os diré que, en vuestro interés, debéis tomar la decisión de no sólo trabajar para vosotros mismos, sino también para la colectividad. Sí, en vuestro interés, porque formáis parte de esa colectividad.
Cuando la colectividad mejora y progresa, vosotros os beneficiáis de sus mejoras. Vosotros salís ganando, porque habéis puesto vuestro capital en un banco que se llama la familia humana, la fraternidad universal de la cual vosotros sois un miembro. Mientras que si trabajáis sólo para vosotros mismos en interés de vuestro yo limitado, nada bueno puede ocurriros. Diréis: «Pero sí, porque trabajo para mi.» No, porque vuestro yo separado y egoísta es un pozo sin fondo, siempre insatisfecho y, trabajando para él, lo echáis todo a este pozo sin fondo. Debéis pues trasladar la finalidad de vuestro trabajo y situarla muy alto en un ideal de universalidad."