Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensamiento del martes 9 de mayo de 2017.

"Aunque se quejen, los humanos aceptan vivir en la precipitación y la inestabilidad. Y para muchos, son estas tensiones y desafíos constantes los que representan la verdadera vida. Corren de un extremo del mundo a otro, se relacionan con prisa con cantidad de personas, están colgados todo el día del teléfono, gestionan multitud de asuntos, y así es como se imaginan estar activos y ser creadores. Sin embargo, es en el silencio donde se logran las mayores obras y las creaciones inmortales.
De vez en cuando, pensad en deteneros un poco: esforzaos en sentir la vida intensa que brota del corazón de esa ausencia de ruido y de esa aparente inmovilidad. El silencio es el lugar de la plenitud y del movimiento perfecto. Es algo de lo que debéis ser conscientes, para encontrar en vosotros mismos esta cualidad del silencio de donde brotarán vuestras creaciones espirituales más bellas."