Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensamiento del jueves 23 de junio de 2016.

"La luna, astro de las noches, reina sobre las aguas, tanto sobre las aguas cristalinas como sobre las aguas polucionadas. Por eso, es el astro de la magia blanca como de la magia negra. Los Iniciados han estudiado estos dos aspectos puro e impuro, benéfico y maléfico de la luna. En la mitología, estaban personificados por la diosa Diana (o Artemisa) llamada la casta Diana, y por la diosa Hécate, divinidad infernal. La cara oculta de la luna, el cono de sombra, tiene la propiedad de absorber el mal que se hace sobre la tierra; porque los pensamientos y los sentimientos se desplazan, y los pensamientos, los sentimientos de los humanos inspirados por el mal son absorbidos por ese cono de sombra. Es de esta región que los brujos atraen a las entidades tenebrosas que atormentan y extravían a los seres humanos, y de allí también es de donde extraen los elementos para sus hechizos y sus conjuros. En cuanto a la otra cara de la luna, está expuesta a la influencia purificadora del sol.
 
Si aprendéis a concentraros sobre las regiones superiores de la luna, os purificaréis. Para ayudaros en este ejercicio, podéis tener en la mano un objeto de plata; porque lo mismo que el sol tiene afinidades con el fuego y el oro, la luna tiene afinidades con el agua y la plata. Uníos también al Arcángel Gabriel, que es el Arcángel de la luna, como Mikhaël es el Arcángel del sol."