Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensamiento del domingo 10 de julio de 2016.

"Una presa no impide que el agua fluya. Aquél que construye una presa sobre un río sabe que debe prever otras vías de salida, si no llegará el momento en que el agua se desbordará y lo arrasará todo. Un fenómeno idéntico se produce en el ser humano. Si quiere reprimir sus instintos y en particular el instinto sexual, las tensiones se acumularán en su subconsciente hasta el día en que se lo lleva todo; y será inundado, ya no dominará nada, y puede que llegue a cometer actos irreparables. No hay que malgastar las energías, ni tampoco bloquearlas. La solución es abrirles vías para que puedan irrigar todas nuestras tierras: como los Egipcios en el pasado que construyeron canales para que las aguas del Nilo pudieran fertilizar su país.
La verdad, es que la Inteligencia cósmica se ha encargado de instalar en el ser humano canales gracias a los cuales las energías sexuales pueden ser dirigidas hacia el cerebro. Y el hecho de que los anatomistas no las hayan descubierto ni descrito, no significa que no existan. Por lo tanto, os corresponde a vosotros descubrirlas y trabajar para ser, gracias a estas energías, cada vez más lúcidos, más inteligentes, más fuertes, más creativos."