Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensamiento del jueves 21 de julio de 2016.

"La verdadera libertad del hombre está en el poder que Dios le ha dado de encontrarlo todo en sí mismo. Y un Maestro espiritual se esfuerza para convencer de ello a sus discípulos. Entonces, ¡cómo se equivocan todos aquellos que representan a un Maestro como un déspota preocupado en imponer su poder y sus convicciones a los demás! Él no tiene en realidad ningún deseo de imponer nada. O, más bien, si tiene una convicción a imponerles, es que su salvación está exclusivamente en ellos. Y les indica los métodos, las experiencias que deben hacer, dándoles su ejemplo. Una vez instruidos e iluminados, les corresponde a ellos ponerse a trabajar.
Imaginad que un excelente cocinero os ha dado recetas, y tenéis también todos los ingredientes comprados en las mejores tiendas; si no os decidís a ir a vuestra cocina para preparar al menos uno de los platos, no tendréis nada que comer. Ocurre lo mismo en la vida espiritual. Una vez que el camino se ha abierto para vosotros, que tenéis los métodos y el ejemplo de vuestro Maestro, sólo debéis contar con vosotros mismos."