Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensamiento del domingo 17 de julio de 2016.

"Es bueno andar por la naturaleza, pasearse cerca de las cascadas y de los ríos, beber agua de las fuentes, bañarse en los lagos y en los mares. Pero no recibiréis grandes beneficios del agua si no sabéis cómo entrar realmente en contacto con ella, hablarle, uniros a ella.
El agua es un mundo vivo poblado de entidades muy bellas y muy puras que no estarán bien dispuestas hacia vosotros si no sabéis cómo considerarlas. También, cuando vayáis a su encuentro, pensad primero en saludarlas con amor y respeto. Si queréis bañaros, y particularmente bañaros en un lago, estad atentos, no lo hagáis con cualquier estado de ánimo. Pedid permiso a las entidades del agua. Porque cuando os bañáis, es como si os librarais de vuestras impurezas en su morada. Y debéis ser conscientes de que podéis indisponerlas. Por lo tanto poned mucha atención."