MEDITACION

¿Cómo Meditar?

Técnica  detallada:

Cuando nos está faltando el AMOR dentro de nosotros por algo, va a ser difícil que meditemos bien, evitemos caer en el error común de querer meditar rrápidamente en temas filosóficos, sin tener  una mejor  idea de pensar, razonar, sentir la emoción del amor por algo. Ese AMOR de querer algo  que deseemos tanto para tener nuestra tranquilidad personal y espiritual, ó como muchos otros llaman nuestra paz que debe de sentir nuestro corazón; no sentir rabia, odio, venganza, celos, rencor, cólera, ira, etc.
Para poder dominar las emociones de baja frecuencia debemos primeramente comenzar por saber como: relajarnos, concentrarnos y por último llegaremos bien a la Meditación(nuestro objetivo), por favor seguir en orden los pasos no alterarlos, con la práctica será fácil y rrápido (no apresurarnos).

Los pasos a seguir son los siguientes:
Oración, respiración, relajación, concentración y meditación.
1.-Oración:
La que deseemos como el padre nuestro (muy generalizado), la gran invocación, oración a la Luz, etc.) no interferimos con su religión.

2.-Respiración:
Con cada respiración oxigenamos nuestra sangre y nos cargamos de mucha energía. La expiración (exhalar o botar el aire) es el doble de la inspiración(tomar el aire), porque en ese lapso se desintoxica el organismo. La retención es para oxigenar lo más posible la sangre y activar el sistema linfático.
Debemos sólo respirar por la nariz, inhalando lo más despacio posible, llenando desde el bajo vientre, luego parte del tórax, hasta sentir que hemos llegado hasta su máxima capacidad, luego retener por varios segundos el aire, luego exhalar muy lentamente, sólo por la nariz.

Práctica sencilla, para la Meditación:
-Estar sentados (recomendable) con la columna recta.
-Con los ojos cerrados.
-Nuestra rropa debe de estar suelta, sin correa apretada nada que nos ajuste el cuerpo, no tener objetos metálicos que estén pegados a nuestro cuerpo.
-Vacíe los pulmones a fondo.
-Haga descender lentamente el diafragma y deje entrar aire en los pulmones.
-Cuando el abdomen esté hinchado y la parte baja de los pulmones esté llena de aire.
-Separe las costillas, pero sin forzarlas, luego...
-termine de llenar los pulmones levantando las clavículas.
-Sentimos nuestros pulmones llenos de oxígeno y lo mantenemos por unos 15 segundos.
-Lentamente vaciamos nuestros pulmones sacando todo el oxígeno, están bajando todo lo que sea posible y nuestras costillas sentimos como se expanden.
-Con el vientre bajo no respiremos por unos segundos, el tiempo que nos haga sentir cómodos entre 7 a 10 segundos.
-Nuevamente comenzamos el proceso de vaciar nuestros pulmones.

Páctiquemos nuestra respiración entre 7 a 10 veces de acuerdo a nuestra comodidad.

3.-Relajación:
La relajación muscular progresiva te da una relación con la tensión de tus músculos   que sientes en diferentes partes del cuerpo y contrarrestarlos. Al relajar tu cuerpo, también tu mente se relaja. Combinar la respiración con la relajación muscular  para un nivel mejorado para el camino a la meditación.
El proceso de la relajación, visualiza con los ojos cerrados siente  lo que ves, nuestra piel, músculos, sangre, huesos y órganos se van soltando las tensiones del diario vivir.
-Visión rrápida siempre desde los pies hacia nuestra cabeza.
“Ningún ruido interferirá todo el proceso de nuestra relajación, muy al contrario nos servirá de ayuda para mejorar esta relajación autoinducida que es generalizada para todo nuestro cuerpo y controlada por nuestra fuerza de voluntad, la respiración será lenta y profunda; inhalando, reteniendo y exhalando por nuestra nariz.
Sentir como la energía se concentra en nuestro interior y desde allí se irradia hacia los pies envolviéndolos en un agradable calor  que relajará los dedos, plantas empeines y tobillos. Huesos, músculos, tendones y ligamentos quedarán completamente relajados, libres de toda tensión y negativismo, y esta relajación durará todo el tiempo que nosotros así lo permitamos.
Vamos ascendiendo, visualizamos en nuestra mente los tobillos, pantorrillas y muslos, glúteos y caderas, De la mitad del cuerpo hacia abajo ya no habrá tensión ya que lo masajearemos mentalmente como si lo frotáramos con las manos  físicas y para lograrlo mejor nos imaginaremos que envolvemos en luz de la mitad del cuerpo hacia abajo
De la mitad del cuerpo hacia abajo (se repite), ya no sentimos nuestro organismo, solo sentimos esta agradable sensación de paz. Sentimos un reconfortante calor  que nos envuelve y sigue subiendo, relajando todo a su paso.
Maseajamos nuestro cuerpo interno comenzamos por nuestros órganos sexuales  y los intestinos,  los liberaremos de tensión como si estuviéramos frotando con nuestras manos sacando lo negativo.
En nuestra pantalla mental va a ir pasando: estómago, hígado,  bazo, páncreas y los riñones. Uno a uno  frotando y masajeando los órganos internos, envolviéndolos en luz, no hay tensión en nuestros órganos, ya no hay tensión en ninguna parte de nuestro cuerpo, solo paz y armonía... y esta relajación durará todo el tiempo que nosotros así lo permitamos.
Continuamos  visualizando el corazón, como si tuviéramos el corazón en nuestras propias manos y masajeamos por dentro y por fuera. Vamos envolviendo de energía positiva el corazón  de tal manera de que los latidos se irán haciendo cada vez más distanciados y lentos.
Nuestra respiración la mantenemos lenta y profunda, por nuestra nariz sentimos como la energía que se encuentra en nuestro interior la dirigimos hacia nuestros órganos internos
nuestros huesos y músculos.
Nuestros pulmones lo frotamos con energía, sus paredes la limpiamos de toda la contaminación retenida dentro de esa energía contaminada y negativa; nuevamente respiramos inhalamos muy lento por nuestra nariz.
Nos concentramos en nuestro coxis, nos dirigimos hacia nuestra columna vertebral y cada vértebra mentalmente le damos un masaje una por una cubrimos toda nuestra espina dorsal.La energía positiva va ascendiendo por toda nuestra espalda corrigiendo si hay ó existe alguna desviación ó esta impregnada de energía negativa.
Seguidamente frotamos nuestros músculos del pecho y de la espalda.
A continuación relajamos nuestros codos y nuestras manos, sentimos que de nuestros hombros hacia abajo ya no hay tensión, llegamos al punto de no sentir nuestro cuerpo físico, existe armonía que se esta extendiendo por todo nuestro cuerpo.
Llegamos a nuestro cuello, nuestra nuca es masajeada, nuestra glándula tiroides la envolvemos con energía positiva, le estamos devolviendo su funcionamiento natural y normal, sentimos nuevamente como el calor energético va subiendo, llegamos a nuestro rostro, los músculos de nuestro rostro lo vamos masajeando ó relajando.
Observamos nuestros párpados relajados,a nuestros ojos se le devuelve su visión normal 
Se encuentran envueltos en energía positiva.
Seguidamente observamos nuestra mandíbula, nuestra lengua y nuestros dientes, masajes a la parte posterior de nuestro cráneo y el cerebelo, nuestro bulbo raquídeo, nuestra médua espinal , nuestra glándula pituitaria y nuestra glándula pineal, los envolvemos con luz lo que les devuelve su funcionamiento normal.
Nuestro cerebro lo visualizamos como si lo estuviéramos agarrando con nuestras manos, lo frotamos, masajeamos, sentimos con intensidad lo que estamos haciendo.

Ahora nos sentimos relajados, tensión ya no tenemos, está la paz, armonía; la relajación trabajada por nosotros se mantendrá todo el tiempo que nosotros lo deseemos.

Estamos completamente relajados, libres de toda tensión en perfecta paz y armonía, y esta relajación va a continuar todo el tiempo que nosotros así lo permitamos.

Con la práctica diaria lo llegaremos a trabajar en muy pocos minutos, aún con el transcurrir de los meses será mucho más rrápida”..(Guía Misión Rama)


 4.-Concentración:
 “La concentración es apartar de tú mente muchas cosas y poner  la atención en una sola cosa a la vez”.

-Decide  tú en que quieres concentrarte.
-Debes poner tu concentración  en lo que  haces. Estar en un lugar tranquilo ayuda mucho,  puedes aprender a bloquear los sonidos si es necesario. No dejes que nada te distraiga.
-La concentración y la energía incrementa o dirige tu fuerza vital o energía cósmica consciente. La energía dispersa no ayuda en nada.la energía calmada bien enfocada, te ayuda a estar concentrado y centrado calmadamente.
-Una ayuda para la meditación es enfocarse en observar tú aliento observarlo. Esto te ayuda a sacar tu mente de las muchas cosas y ponerla en una cosa a la vez; en este caso, el aliento.
-Constantemente  observa tu respiración también se calmará (Es una conexión entre mente y el aliento está probada científicamente), y por instinto te llevará a un estado de ser dinámico y pacífico (no somnoliento). Llegamos al punto que nuestra mente es creativa y receptiva.

Práctica:
Después de la relajación, dirigimos toda nuestra atención a nuestra mente visualizando a la altura de nuestra frente  en el entrecejo un túnel de luz a través del cual nos vamos introduciendo lentamente...
El túnel de luz nos permitirá llegar a concentrar nuestra atención total  en una Rosa Roja de la cual no solo retenemos su imagen sino que tratamos de contar sus pétalos, y hasta percibir su aroma obligando a nuestra mente a mentalizar aquella idea sin que ninguna otra nos interrumpa.Mantener la imagen por varios minutos 3 ó 5 minutos.(Guía Misión Rama)


5.-Meditación:
"La meditación nos solicita  un proceso de purificación interno y externo, para que podamos llegar a captar el mapa de nuestro universo interior.
La meditación, requiere de una fase de preparación que se habrá de conseguir con el cultivo sistemático del pensamiento, la palabra y la acción virtuosa.
Los pensamientos por ejemplo las fantasías sexuales o el enojo, provocan distracciones durante la meditación y constituyen pérdida de tiempo y energía. En las etapas iniciales de la meditación hay una tensión entre la concentración entre el objeto  de la meditación y los pensamientos que distraen.
Con mucha práctica llega un momento en que los obstáculos generados por los pensamientos y sentimientos que nos causan inconvenientes en nuestra meditación  se reprimen, a partir de ese momento la concentración aumenta de una manera perceptible.

 La meta del meditador,  se encuentra en el despertar de un estado de conciencia, a no dormirse jamás. Al concentrarnos continuamente en el objeto de la meditación, llega el primer momento que señala una ruptura total con la conciencia normal. Es la absorción absoluta.
De improviso, la mente parece sumirse en el objeto, y permanece fija en él. Los pensamientos que son impedimentos cesan por completo. No hay ni percepción sensorial, ni la conciencia habitual del propio cuerpo; no se puede sentir el dolor corporal.

En otras palabras, la idea a meditar hay que convertirla en imágenes visuales, es decir formar la imagen en nuestra mente. En el proceso de la meditación, se gira en tomo al objeto a meditar, sin apartarse de él. Este objeto o idea, puede tomar diferentes imágenes, hasta llegar a una que sintetiza todas. Pero todas estas imágenes deben ser depuradas, para separar la respuesta válida, de aquello que es producto de nuestra fértil imaginación.
El meditar es una gimnasia mental, que se realiza con los ojos cerrados, a diferencia de la imaginación, que la podernos hacer con los ojos abiertos".
(Guía Misión Rama)