Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensamiento del domingo 6 de agosto de 2017.

"La mujer tiene muchos reproches que hacer al hombre, porque durante siglos él ha usado y abusado de su superioridad física para ponerla a su servicio: se ha mostrado negligente, egocéntrico, injusto, violento, cruel. Y ahora la situación ha cambiado: la mujer está conquistando su independencia, se despierta, se endereza. Pero si se endereza para tomarse la revancha, los resultados no serán mejores, ni siquiera para ella. Es por eso que es necesario que la mujer se muestre generosa y perdone al hombre. Puesto que es la madre, puesto que su naturaleza la lleva a ser buena, indulgente, dispuesta a dar amor y a sacrificarse, no hace falta que busque vengarse haciendo pagar al hombre todo lo que éste la ha hecho sufrir.
La mujer debe pues elevarse por encima de sus intereses personales para despertar, en la luz, virtudes más elevadas. Corresponde a todas las mujeres de la tierra unirse para un trabajo de construcción, un trabajo sobre los niños que traen al mundo, y sobre los hombres, padres de sus hijos. Así es como contribuirán en la regeneración de la humanidad."