Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensamiento del viernes 11 de agosto de 2017.

"Si huís ante los esfuerzos y los trabajos que os son impuestos por la vida, nunca lograréis progresar. Algunos ya no aguantan a su familia, o su trabajo, y los abandonan… Otros huyen de todas las responsabilidades… Pues bien, huir no es precisamente recomendable. Si el destino os ha puesto en ciertas condiciones, hay unas razones para ello.
Para enfrentarse a las dificultades y los obstáculos de la vida cotidiana, hay que reforzarse. Mirad cómo se entrenan los deportistas, mirad los alpinistas que se miden con la montaña, y los navegantes que atraviesan el océano afrontando las intemperies y los más grandes peligros… Tratad de hacer como ellos. No físicamente, porque evidentemente no todo el mundo está preparado para estas proezas, pero psíquicamente, entrenaros para resistir, para aguantar. Evidentemente, si llega el momento en el que la situación es insostenible, salvaros. Pero en cuanto os sea posible, volved de nuevo para enfrentaros a ella… hasta que seáis verdaderamente fuertes y sólidos para terminar de cumplir vuestra tarea."