Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensamiento del martes 6 de junio de 2017.

"Los pensamientos no tienen ninguna consistencia material, pero tampoco son abstracciones; son entidades vivas. Por eso debemos mostrarnos conscientes y vigilar nuestros pensamientos.
Los pensamientos son como niños que hay que alimentar, lavar e instruir. Algunos, sin que lo sepáis, se aferran a vosotros, se apoderan de vuestras fuerzas y os agotan. También sucede a veces que estos hijos se escapan para recorrer el mundo, y en el camino roban y saquean. Pero como en el mundo invisible también existe una policía, ésta viene a vuestro encuentro para haceros comprender que vosotros sois los responsables de los daños que vuestros hijos han cometido. Entonces sois llevados ante tribunales que os condenan a pagar daños e intereses; estos pagos son penas, tristezas, desánimos, amarguras. Por lo tanto, prestad atención a vuestros pensamientos: no seáis negligentes, trabajad para formar hijos angélicos, divinos, que os rodearán y sólo os aportarán bendiciones."