Omraam Mikhaël Aïvanhov

Pensamiento del miércoles 3 de agosto de 2016.

"La espiritualidad es un campo tan vasto, tan rico, tan complejo, que después de años de práctica, muchas personas no saben aún cómo conducirse. Pero, ¿quién les obliga a aventurarse entre los Arcanos más misteriosos de la Ciencia iniciática? Que se queden con métodos muy sencillos eligiendo por ejemplo un pensamiento, un sentimiento o una gran elevación. Que le presten toda su atención, todo su amor. Esto será como un surco que ahondarán en su alma, y una vez ahondado este surco, les será más fácil progresar.
La vida espiritual supone integrar en un mismo la enseñanza que recibe. La palabra «espíritu», contenida en el adjetivo «espiritual», no debe servir de pretexto a toda clase de elucubraciones. En la expresión «vida espiritual», la palabra más importante es «vida». Sí, vivir, es decir concretar las verdades divinas, darles forma para que ellas puedan existir en vosotros. Debéis ser como el grabador que inscribe caracteres o una imagen en el metal. Este metal, sois vosotros mismos, y las marcas son palabras como «amor», «luz», «paz», «bondad», que terminarán incrustándose en vosotros."